En el post anterior ((link acá)) decíamos que, “el dólar en Argentina tendría que costar $5,72 para que una hamburguesa de McDonald´s salga lo mismo que en el promedio de esos bloques comerciales”, refiriéndonos al costo de una hamburguesa en Europa, el Nafta y Brasil (link acá al índice Big Mac de The Economist)

Suponíamos entonces sobre esa base, que la moneda doméstica estaba revaluada un 28,25% en Argentina ( si se utiliza para el cálculo la cotización oficial de 4,46 pesos por dólar)

Aclaramos oportunamente que “para resolver el problema de que el Big Mac también incluye servicios no transables (atención, limpieza, local, etc, la gente de The Economist había ajustado el índice en función del Producto Bruto per cápita de los distintos países, para reflejar el hecho de que en las regiones más productivas se pagan mejores salarios en el sector transable, que por movilidad de los trabajadores terminan ocasionando también salarios más altos en el sector no transable de la economía (que presuntamente no tiene tantas ventajas de productividad), empujando todos los precios hacia arriba” (link al índice Big Mac ajustado de The Economist)

Se obtenía así el ïndice Big Mac ajustado por PBI.

Como no presentamos en aquel trabajo los valores del Índice Big Mac ajustado, para Argentina, procedemos ahora usando exactamente la misma metodología que usa la gente de The Economist.

Estimamos el precio teórico del Big Mac, usando el nivel del PBI como variable independiente y obtenemos la siguiente salida del ordenador.

d0038b

Traducido al castellano, lo que la regresión anterior indica es que precio del Big Mac parte de una base de U$s 2,64 y sube 44 centavos por cada 10.000 que se incrementa el PBI per cápita.

Además nos dice que ese modelo explica el 50% de la varianza en los datos, que en otras palabras quiere decir que el restante 50% tiene que ver con otros factores (entre ellos la sobre o sub valuación de la moneda de cada país)

Ahora bien; con las estimaciones que surgen de ese modelo para Argentina, el Big Mac debería costar U$s 3,05 en nuestro país. Para que ello fuera posible la cotización del dólar debería ser de $8,52 lo cual obviamente parece muy exagerado, dado que implica que estaríamos asistiendo a una sobrevaluación del Peso Argentino del 94,8% (El Real Brasileño estaría sobrevaluado, siempre con este criterio un 61,2%)

Mi sospecha es que las economías Latinamericanas son idiosincráticamente distintas a las del resto del mundo en lo que respecta a la naturaleza de los precios de los bienes no transables, en particular, el alquiler del espacio físico.
Los países de esta región son exportadores netos de recursos naturales y por lo tanto el precio de la tierra en ellos es más alto, empujando hacia arriba todas las funciones de costos.

Para testear la hipótesis incluimos una variable dummy en la regresión anterior, que busca ajustar por el hecho de pertenecer a un país latinoamericano. En el siguiente cuadro observamos los resultados.

d0038c

En efecto, la variable es altamente significativa desde el punto de vista estadístico, mostrando que en los países latinoamericanos la famosa hamburguesa cuesta, en promedio un 1,71% más que en el resto del mundo(controlando obviamente por nivel de PBI per cápita)

Además, el nuevo modelo explica ahora el 75% de la varianza en los datos, convirtiéndose en una herramienta mucho más poderosa para evaluar los alejamientos del precio de la moneda respecto de sus valores de equilibrio.

Con las estimaciones que surgen de este nuevo modelo el valor teórico de un Big Mac en Argentina es de U$s 4,33 por lo que el tipo de cambio que debería existir sería exactamente de $6,00 por dólar, indicando que la moneda doméstica presentaría una sobrevaluación del 37,04%.

El Real Brasileño por su parte, estaría sobrevaluado un 14,25% debiendo cotizarse la moneda norteamericana a R 2,27 por unidad.