La Canasta Básica Alimentaria, es la base del cómputo de la línea de indigencia en Argentina. Acá podes ver toda la metodologíadel cálculo, pero resumidamente te cuento que fue confeccionada en base a recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para proveer una dieta equilibrada a un varón adulto (entre 30 y 59 años con actividad moderada) que consume 2.700 calorías diarias.

Para el caso de las mujeres, se calcula que necesitan consumir el 74% de las calorías de un hombre y en el caso de los chicos, depende del sexo y de la edad, pero por ejemplo, un varón entre 10 y 12 años consume el 83% de lo que necesita un adulto, mientras que un adolescente de 16 o 17 requiere un 105%. En la Página 9 de la metodología está la tabla completa según sexo y edad.

Luego, esa misma canasta es multiplicada por un coeficiente (técnicamente la inversa del coeficiente de Engel) para considerar otros gastos no alimentarios del hogar, con lo que se llega a la “Línea de Pobreza” que justamente establece el valor de ingresos que hay que tener para no ser pobre en Argentina

De acuerdo al INDEC (ver último informe de prensa acá), la canasta básica alimentaria para un adulto varón, costó en diciembre $254,78. De manera que ese era el dinero que necesitaba un adulto para no ser indigente, mientras que para no ser pobre se necesitaban $577,23 (porque la inversa del coeficiente de Engel es de 2,27.

Sin embargo, una cosa distinta es lo que surge del acuerdo de precios que acaba de hacer el Gobierno con las principales cadenas (más sobre Precios Cuidados acá). Si compramos los productos más baratos del acuerdo (hacer click sobre la imagen para agrandar), para completar la canasta básica se necesitan en realidad $792,1 mientras que para que ese adulto no sea pobre necesitaría un ingreso mensual (solo para él) de $1798.

d0065b

Por último, un hogar tipo compuesto por un jefe varón de 35 años, su esposa de 31 años, un hijo de 5 y una hija de 8 años, necesitaría por ejemplo 3,09 canastas alimentarias (recordemos que los niños y la mujer adulta consumen menos que un adulto varón, o sea; $2447,62 para no ser indigente (solo comer) y $ 5556,11 para no ser pobre.

Disclaimer; es probable que alguien ya haya publicado este cálculo. Yo solo ví un calculo parecido para la canasta de los adultos mayores publicado por el INDEC, por eso subo este, pero pido disculpas si ya se hizo.