“Estos nacionalistas de opereta han hecho tanto mal al país con sus estupideces como los colonialistas con su viveza. Unos negativos y otros excesivamente positivistas representan dos flagelos para la economía del país”
Cuenta el Doctor en Historia Francisco Corigliano en un post del blog “Patria Grande”, recientemente reproducido por un importante medio nacional, que esas fueron las palabras de Perón en el libro “La fuerza es el derecho de las bestias”, como parte de la defensa de su política petrolera propensa a la firma de contratos con compañías internacionales como Drilexco y la California Argentina, subsidiaria de la Standar Oil de California, para la explotación de los recursos hidrocarburíferos de la Nación.
Arturo Frondizi por su parte también tenía una visión absolutamente pragmática cuando decía que “si manteníamos el método del monopolio estatal, no tendríamos autoabastecimiento, seguiríamos dependiendo de los grandes grupos que nos vendían petróleo extranjero y no podríamos desarrollar el país. Si en cambio recurríamos a contratar con capitales privados la extracción del petróleo, podríamos tener autoabastecimiento y manteníamos el control de la política petrolera en manos de YPF.”
Pero ni Perón ni Frondizi fueron originariamente propensos a permitir la participación del sector privado en el petróleo. El General tenía una política estatista en sus primeros años de gobierno, al tiempo que el Radical había escrito en 1954 “Petróleo y Política”, una biblia en defensa del monopolio estatal de los recursos petrolíferos.
Es más, cuenta Frondizi en sus “Diálogos” con Felix Luna, que en 1919 y 1921 el mismísimo Yrigoyen quien había fundado YPF, sostuvo ante el Congreso Nacional un proyecto de ley por el que se admitía la concesión de áreas a empresas particulares.
Perón, Frondizi e Yrigoyen tenían diferencias políticas enormes, pero ante todo los unía un notable pragmatismo.

d0030b

 

Cristina Fernandez de Kirchner, también apoyaba la privatización de YPF en 1992, cuando era Diputada Provincial en Santa Cruz y felicitó por el incremento de la producción a los españoles de Repsol, en diciembre del 2010 en oportunidad del anuncio el descubrimiento de un importante yacimiento de gas en Loma de la Lata, Neuquen, pero un año y unos meses después decidió expropiar el 51% de la empresa.
El reciente anuncio ocupó la primera plana de todos los medios e inundó los canales de televisión y espacios radiales, eclipsando por completo el escándalo que salpica al Vicepresidente, los datos sobre el enfriamiento de la economía en el primer trimestre y la tibia memoria de un Once sin respuestas.

d0030c

 

El mágico golpe de efecto podría haber sido pensado por Maquiavelo o sugerido por algún Gurú de la ciencia electoral, pero lo cierto es que el conflicto estalla justo cuando Repsol acaba de descubrir las reservas más importantes de su historia, el yacimiento Neuquino de Vaca Muerta, que en las estimaciones más conservadoras tiene tantas reservas de hidrocarburos como todo lo que le queda a la empresa española en nuestro país. Más precisamente, la primera estimación de la firma especializada Ryder Scott sugería la existencia de 927 millones de barriles equivalente de petróleo, apenas por debajo de los 992 millones de reservas con que contaba YPF sobre fines del 2010 (link aqui al informe de Repsol).
Ahora bien, en febrero pasado Repsol le pidió a Ryder Scott que auditara nuevamente el yacimiento, puesto que calculan que el número puede ser incluso mayor, al punto que en su último informe a los accionistas, los españoles estiman que Vaca Muerta puede hacer crecer la producción argentina de petróleo y gas en un 50% en los próximos 10 años, si es que se invierten 30.000 millones de dólares, cifra que duplica los niveles de inversión actuales.
Por cierto, Vaca Muerta parece ser la punta del iceberg de la Cuenca Neuquina. Para 2012 Repsol planeaba explorar 20 pozos adicionales, en la mayoría de los casos con contratos de join venture ya firmados con otras empresas del sector privado y estatales.

d0030d

 

Los nuevos yacimientos que pertenecen al área de Mata Mora, del cual Vaca Muerta es una parte, podrían tener recursos potenciales que según Ryder Scott ascienden a 22,807 millones de barriles equivalentes
Con esos recursos se podría autoabastecer a nuestro país de petróleo por 30 años y se cubriría la demanda de gas por los próximos 50 años.
En Mata Mora el Estado Nacional tendrá ahora el 63% de participación accionaria que tenía Repsol. Interesantemente, una empresa estatal neuquina tiene el 10% del emprendimiento, mientras que el 27% restante pertenece a las firmas Andes, Kilwer y Ketsal todas sociedades anónimas cuya propiedad se les atribuye al empresario Daniel Vila, principal competidor del grupo Clarín, y al ex ministro menemista José Luis Manzano (link aquí).
Sabemos ahora entonces que la gente de Andes tiene información privilegiada respecto del potencial de Mata Mora, y en particular de Vaca Muerta. Y también conocemos la cercanía de los presuntos dueños, uno de los cuales incluso ha sido visto recientemente en los pasillos de la casa rosada el jueves 10 de noviembre del 2011 (link aquí), dos días después que Repsol anunciara el descubrimiento del yacimiento de Vaca Muerta.
Estos últimos datos podrían explicar el pragmatismo de la Presidenta, echar luz en la reciente disputa (también oportunista) entre el gobierno y el grupo Clarín y dar cuenta del acercamiento entre el oficialismo y Carlos Menem.
A buen entendedor…

d0030e